¿Quieres una cita? Haz click en el botón y agenda una cita con el Dr. Mario Chalhoub.

Cuando hablamos de regeneración ósea guiada nos referimos a reconstruir el hueso que hayamos perdido por diferentes causas; ya sea por enfermedad periodontal, traumatismo, fractura de dientes etc.; al reconstruir estas deficiencias del volumen óseo vamos a poder ampliar las opciones de tratamientos para nuestros pacientes.

La pérdida de hueso se puede dar de una manera horizontal o vertical o puede ser una combinación de ambas.

En esta ilustración ejemplificaremos una pérdida horizontal de hueso y lo que esto implica en la colocación de un implante dental.


Muchas veces la colocación ideal de implantes dentales se convierte en un desafío al no contar con la cantidad necesaria de hueso y estos procedimientos nos permiten colocar de una manera ideal los implantes dentales. 

Caso Clínico

Vista clínica En este caso al paciente se le fracturó un incicivo lateral y tuvo que extraérselo, pero no se colocó un Injerto óseo para preservar el hueso, lo que ocacionó una perdida significativa de hueso.

 

Vista Radiográfica Inicialmente contabamos con 7.6 mm de anchura y al hacerce la extracción sin colocar injertos óseos podemos observar la gran pérdida de estructura ósea.

 

Vista Radiográfica Podemos observar la colocación de un injerto óseo en bloque con gel de plaquetas para poder hacer posible la colocación futura de un implante dental; procedimiento que pudo haberse evitado si se hubiera preservado el hueso.

 

Vista Radiográfica: Día de la colocación del implante.

 

Resultado final

Es importante entender qué pasa cuando perdemos un diente ya que esto no solo trae consecuencias estéticas sino también consecuencias funcionales y fisiológicas.

WhatsApp chat